Descargar Webcam Toy

La webcam no sólo permite realizar transmisiones en tiempo real mientras utilizas Internet. Dado que estás conectado al equipo, es fácil integrar en ella aplicaciones que aplican efectos a la cara y garantizan una gran diversión para ti y tus amigos.

La extensión para Google Chrome Webcam Toy es uno de estos programas. Con él, podrás pasar horas divirtiéndote con los efectos, colores y reflejos insertados en tu imagen en la pantalla, así como guardar tu trabajo y difundirlo directamente en redes sociales.

Simplemente abre la aplicación, autoriza el uso de la cámara por el servicio y espera unos segundos hasta que reconozcas la imagen.

Efectos y más efectos

No es divertido usar un servicio con sólo media docena de efectos, y con Webcam Toy pasa exactamente lo contrario: ¡La extensión tiene no menos de 61 posibilidades diferentes para cambiar tu retrato en tiempo real!

descargar webcam toy

Son efectos de color, cámaras de rayos X, visión nocturna o térmica, espejos e incluso elementos de la naturaleza, como el fuego y la nieve. La selección es sencilla: basta con hacer clic en las flechas o utilizar las teclas de flecha del teclado para cambiar los filtros. Para tomar una foto, simplemente haz clic en el icono de la cámara. No se puede combinar más de un cambio.

No te lo guardes para ti mismo

instalar webcam toy

Puedes grabar tus imágenes de dos maneras: descargando la imagen JPG directamente en tu ordenador (haciendo clic en “Descargar” después de tomar la foto) o compartiendo en Twitter o Facebook desde los botones de la misma ventana.

Nuestra opinión sobre Webcam Toy

Webcam Toy es una extensión de Google Chrome que puede considerarse uno de los mejores servicios de filtros y efectos para la webcam. Es imposible que no te gusten algunas de las 61 posibilidades que se ofrecen y es fácil pasar mucho tiempo jugando con cada cambio que se hace en tu cara.

Y, aunque la vasta opción de efectos es lo más destacado aquí, el programa todavía tiene puntos más positivos. La interfaz está bien elaborada y es extremadamente simple, lo que permite navegar a través de las opciones sin dificultad. Compartir o guardar el retrato es igualmente sencillo y funcional. Por último, todavía hay un retraso de tres segundos antes del flash, para que puedas ajustar tu posición en la pantalla.

El programa no tiene defectos evidentes, pero presenta pequeños problemas: algunos efectos, especialmente los de reflexión, terminan repitiéndose demasiado, cambiando casi nada en el resultado final. Además, no se pueden combinar dos filtros, como un filtro de color y un filtro de espejo, por ejemplo, pero todos estos detalles no son nada que corte la diversión de experimentar con Webcam Toy.

Te puede interesar:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *